Lunes, 24 de diciembre de 2012

Hace ya algún tiempo mi novia y yo pudimos plantearnos ir a Lisboa de vacaciones 4 días y este articulo va sobre nuestra experiencia allí recomendando-ros sitios que consideramos que había que visitar.

Salimos desde Cáceres en un trenhotel que hace el trayecto Madrid-Lisboa y tuvimos que estar bastantes horas turnadonos las cabezaditas por que era de noche y a esas horas no avisan de las paradas ni hay una pantalla que te lo indique.

La verdad esque podias encontrarte gente muy extraña viajando en el tren, uno que tenía como 15 pasaportes de diferentes lugares del mundo (lo vimos de reojo) y fue el que más nos llamó la atención, la verdad.

Los otros eran algo más normales aunque no por ello nos ibamos a confiar, nunca se sabe.

Tras varias horas de viaje llegamos a Lisboa y cogimos el Metro, al salir del metro nos encontramos con lo siguiente:

Subimos andadno y llegamos al hotel tras una breve caminata, ya habiamos hechado un vistazo a lo del metro y donde debiamos bajarnos para ir al hotel, por suerte suelo tener un sentido de la orientación bastente decente y llegamos sin ningún imprevisto.

Desayunamos en el hotel y nos dejaron elegir habitación para dejar todas las cosas, ya que habia habitación libre (lo habiamos contratado antes a través de una agencia de viajes, pero hubiera podido ser que aún no estuvierá libre) y salimos a explorar Lisboa.

 

Cogimos uno de los tranvias que podéis ver en las fotos y fuimos hacía el castillo:

 

 

La Wikipedia cuenta lo siguiente sobre el Castillo de San Jorge:

Se conoce como el Castillo de San Jorge (Castelo de São Jorge en portugués) a las ruinas de un castillo en la colina de San Jorge en Lisboa. Primitivamente conocido simplemente como Castelo dos Mouros, se yergue en posición dominante sobre la más alta colina del centro histórico, proporcionando a los visitantes una de las más bellas vistas sobre la ciudad y sobre el estuario del río Tajo, por lo que el gobierno portugués hace grandes esfuerzos en conservarlo.

Las investigaciones arqueológicas has sacado a la luz evidencias de primitiva ocupación humana en la localización de Lisboa desde, al menos, el Siglo VI a. C., sucesivamente por FeniciosGriegos y Cartaginenses. Las informaciones históricas, mientras, se inician en el cotexto de la conquista de Hispaniapor las legiones romanas, cuando era denominada Olissipo. Sirve, a partir de 139 a. C. como base de operaciones del Cónsul Decius Junius Brutus, contra los núcleos de Lusitanos dispersos tras del asesinato de su líder, Viriato, cuando se admite que aquí habría, por ese motivo, existido algún tipo de estructura defensiva.

Posteriormente, en el 60 a. C., siendo Propretor Caio Júlio César, concluye la conquista definitiva de Lusitania, y concede a la población el nombre deFelicitas Julia, y a sus habitantes los privilegios de la ciudadanía romana.

Durante las invasiones del Imperio romano por los bárbaros, de las que la península no fue inmune, la ciudad fue conquistada por los Suevos bajo el mando de Maldras a mediados del Siglo V, y pocos años más tarda por los Visigodos bajo el mando de Eurico, volviéndose definitivamente Visigoda bajo el reinado de Leovigildo. Siglos más tarde, en el Siglo VIII, la ciudad cae bajo dominio musulmán, pasando a llamarse Al-Ushbuna.

En el contexto de la Reconquistacristiana de la península, su posesión oscila al aire de las embestidas cristianas, que la consideran como algo al margen del río Tajo. De esa forma, fue conquistada inicialmente por Alfonso II de Asturias, en la contraofensiva de 796.

En esa ocasión la ciudad fue saqueada y las fuerzas cristianas, demasiado distantes de su base en la región de Entre-Duero-y-Miño, se retiraron enseguida. Idéntico proceso se repitió en el reinado de Ordoño III de León, cuando bajo el mando de este soberano la ciudad sufrió severos daños.

Integrante de los dominios de la taifa de Badajoz, en el amanecer del Siglo XII, ante la amenaza representada por las fuerzas de Yusuf ibn Tasufin, que oriundas del Norte de África, habían pasado a la península con el objetivo de la conquista y reunificación de los dominios Almorávide, el gobernante de Badajoz, Mutawaquil, lo entregó, junto con el Castillo de Santarém y el Castillo de Sintra, en la Primavera de 1093, al rey Alfonso VI de León, teniendo como objetivo una alianza defensiva, que no se sustentó. Implicado en la defensa de sus propios territorios, el soberano cristiano no fue capaz de asistir al gobernante moro, cuyos territorios volvieron a caer, al año siguiente, ante los invasores. De este modo, Lisboa, Santarém y Sintra volvieron al dominio musulmán, ahora bajo los Almorávides. Lisboa volvería a ser reconquistada por las fuerzas de Alfonso VI, para volver al dominio musulmán en 1095.

La fortificación, en este periodo, estaba constituida por la Alcazaba de planta aproximadamente cuadrangular con cerca de 60 metros de lado, en posición dominante en lo alto de la colina, defendida por murallas con aproximadamente 200 metros de anchura. Este núcleo, cuyo perímetro corresponde sensiblemente, a los límites actuales del Castillo, al Este y al Oeste los muros descienden hasta el río envolviendo a la población, reforzados por torres en donde se abrían las puertas.

El el contexto de la Reconquistacristiana de la península Ibérica, tras la conquista de Santarém, las fuerzas de Alfonso I de Portugal (1112-1185), con el auxilio de los cruzadosnormandos, flamencos, alemanes e ingleses que se dirigían a Tierra Santa, atacaron contra esta fortificación musulmana, que capituló tras un duro cerco de tres meses (1147). Rezan las tradiciones que el caballero Martim Moniz, que se destacó durante el cerco, al ver una de las puertas del castillo entreabierta, sacrificó su propia vida al interponer su propio cuerpo en el vado, impidiendo su cierre por los moros y permitiendo el acceso y la victoria de sus compañeros.

Como muestra de gratitud, el castillo, ahora cristiano, fue colocado bajo la invocación del mártir San Jorge, a quien muchos cruzados profesaban devoción. Pocas décadas más tarde, entre 1179 y 1183, resiste con éxito a las fuerzas musulmanas que asolaron la región entre Lisboa y Santarém.

A partir del Siglo XIII, al convertirse Lisboa en Capital del reino (1255), el castillo alberga el Palacio Real. Los terremotos que afectaron a la ciudad en 12901344 y 1356, le causaron daños. En el plano militar, se utilizó durante el cerco castellano de febrero y marzo de 1373, cuando los arrabales de la Capital llegaron a ser saqueados e incendiados. En ese año se inició la muralla de Fernando I de Portugal (1367-83), concluida dos años más tarde. Durante la crisis de 1383-1385, los arrabales de la ciudad fueron nuevamente objeto de las embestidas castellanas en marzo de 1383, que fue duramente asediada por las fuerzas de Juan I de Castilla en 1384.

En sus funciones de Palacio Real, fue palacio de la recepción de Vasco de Gama, tras descubrir el camino marítimo a la India al final del Siglo XV, y de estreno, en el Siglo XVI, del Monólogo do Vaqueiro, de Gil Vicente, primera obra de teatro portugués, conmemorativa del nacimento de Juan III de Portugal (1521-57).

Juntamente con la ciudad el castillo volvió a sufrir con los terremotos de 153115511597 e 1699. En ese ínterín, volvió a las páginas de la historia militar portuguesa en el contexto de la Restauración portuguesa. Su AlcaideMartim Afonso Valente, honrando el juramento de fidelidad que había prestado, sólo entregó la plaza a los Restauradores tras de recibir instrucciones de Margarita de Saboya, Duquesa de Mantua, a la sazón Virreina de Portugal, que le ordenó la rendición en (1640).

La mudanza de la residencia real a la zona ribereña, la instalación de cuarteles y el terremoto de 1755, contribuyen a la degradación del monumento. Descaracterizado y, en parte, prohibido a los lisboetas, llega al Siglo XX.

Clasificado como Monumento Nacional por Decreto de 16 de junio de 1910, sufre importantes obras de restauración en la década de 1940 y al final de la década de 1990, que tuvieron el mérito de rehabilitar el monumento, actualmente uno de los más visitados por el turista en la ciudad de Lisboa.

El monumento ofrece una visita a los jardines y miradores, un espectáculo multimedia (Olisipónia), una cámara oscura (Torre de Ulisses), espacio de exposiciones, sala de reuniones/recepciones (Casa do Governador) y loja temática a sus visitantes.

Información extraida de: http://es.wikipedia.org/wiki/Castillo_de_San_Jorge_de_Lisboa

Fotografias: Propias

Algunas fotos más del primer día en Lisboa:

 

Fue un primer día bastante movidito y la primera vez que montamos en tranvia, en uno moderno y en uno con aspecto más antiguo.

Termianos el día agotados tras el viaje y tras salir a explorar la ciudad.

Fue un día bastante interesante.

Espero os guste el articulo y los de los próximos días en la categoria "Viajando".

Mi galeria sobre Lisboa: http://magneto24es.deviantart.com/gallery/26538624

Espero vuestros comentarios y opiniones.

Aprovecho para Felicitaros la Navidad y para desearos un buen comienzo de 2013


(0)  | Enviar